mayo 07, 2011

Moriré escribiéndote [cartas a mi Madre]

Compartir

Fragmento de
cartas a mi madre Mayo 2010: Cambiaria todo por ser aquel niño, en sus brazos, aquel que buscaba calor en su regazo, cambiaria todo para volver a aquellos días en que la inocencia que irradiaba, era una de las tantas cosas que la impulsaba a ella a ser súper-protectora con su retoño. Hay cosas que cambiarían con el pasar del tiempo, pero nunca, en esta ni en la otra vida. si en caso existiera tal cosa, no, y no.. nunca Cambiaria a mi Madre, y si te preguntabas esto: -tampoco cambiaria mi Vida por alguna otra-. Quedando claro que nunca podría estar más feliz de ser hijo de Rafaela Cajan de Quiroz.

Mayo 2011-05-07

Terminan los sueños bruscamente, es ella quien con su voz calida y poderosa llama que termine el matrimonio con mi almohada, cuando viejo y sin ganas, encuentro que tiene razón, ya cuando muerto: dormiré todo lo que Yo quiera. Un olor en mi cuarto, un aroma familiar, de aquel tuper blanco salen vapores que al unirse con el aire dibujan figuras de mujeres danzantes, bailan ellas seduciendo, mis ojos entreabiertos, un Cevichito Mixto traído directamente del puesto del paisano de Gamarra, un potaje de un conocido amigo de mi madre de su tierra Chiclayana me espera caliente en la mesa, con este despertar, podría decir que me engríe demasiado, despertar sabiendo que aunque este Ella lejos, siempre piensa en mi, que aunque este trabajando, ella piensa en mi. Me digo entonces, ¿no debería ser Yo, quien tendría que entregarle a ella estos placeres?, pero nada es mas hermoso, que decir con palabras, que durante el tiempo que llevo vivo, me he esmerado en saber y en entender a este ángel, que bajó del cielo un 3 de marzo, y que el destino con sus desconocidos enigmas, me dieran con el tiempo la alegría de ser hijo de ella, mi Madre.

Moriré escribiéndote
                                                          Cartas a mi madre


Estoy en una pensadora, -¿que podría escribir, si ya todo lo han escrito?
Es cuando siento que sumergirme en mis recuerdos, aquellas paginas que yacen dentro de mi, manifestarse con mas fuerza cuando las horas pasan, y es ella quien todos los días me sorprende, que mi niñez, cuando agarrado de la mano de mi Brother mayor, este me enseñaba el mundo a su manera, seguido  siempre por los ojos celosos de mi Madre,  por si esta  paz, que ahora crece en mi, cuando era nene de cuna de manera, sentía en el seno de mi madre la dulzura verdadera, niño cuando me encuentro en brazos de ella, hombre cuando no esta mi Padre en casa, hijo cuando es ella quien quiere sentir el calor de su retoño, son mis palabras las que ahora la acunan, y es mi canto el que ahora se escucha, ella esta en ver si cuenta con el silencio, porque no hace falta el pronunciar palabra alguna, , aquel calor de madre ahora corre el peligro de ser olvidado, por eso, estas líneas para que floten por las nubes, para que llegue el día en que vuelvan estas a decir la verdad, de que no hay madre como la mía. Madre como la mía, ninguna.

Así no era, -me digo a mi mismo-. Así no era en aquella época cuando ya dejado el biberón, las cosas eran más, tirando para difíciles. La verdad siempre es otra, cuando el diablo crea obstáculos los cuales logras esquivar con proeza y valor, ayudado de tu familia. Cual vástago abandonado por la pureza, encuentra en la oscuridad una cuna mejor. Mi madre parte de entre todo eso, como luciérnaga busca la luz para mi, dándome calor con ropa obsequiada de parientes amables, mi madre me daba abrazos que repartía siempre por igual, mi sueño era llegar a ser grande y fuerte, y dejar que ella descanse de esta agotadora tarea, esta a la que por coincidencia todos llaman -ser Mamá-, subsanando las heridas, dejando caer sus besos, cual bendiciones yo busco, al salir raudo al trabajo. Madre solo hay una, y siempre en la mañana me despido de ella, para volver en la noche, sano y salvo. Me entrego a este día, en caer en un sueño de pensares, deseoso de escribir para ella.
Más como hijo, que como Amigo.

Es que la suerte la lleva siempre, todos cuentan con esa estrella que como pétalo deja aromas en nuestras mejillas, cuando (ellas) regalan besos de despedida. Es ella quien ahora me engríe, en vez de que Yo, la engría a ella. Es ahora cuan mágica es la razón por querer escribir siempre para ella. Me deja un sabor a mango en la boca. Sus besos son siempre un camino que anhelo cada vez que me acuerdo en volver siempre a casa. Me dejo llevar por los días pasados, no puedo dejar de pensar en que han pasado ya muchos años. 

De chica le gustaba saltar liga
Gustaba de  jugar yaces
En la vida la molestaban por que a ella le gustaba saltar y saltar.
Pero fue tempranera esa noticia.- la de ser madre-
Pero ella no se arrepiente, no, ella es feliz siendo la Madre que es.

Cuando el sol es intenso un jugo casero es lo que busco, cuando me dan ganas de echar a la mierda todo, a mi Madre es a quien Busco. Cuando las palabras que salen de aquellos labios, dichas con sabiduría, me entrego al hecho que las vivencias han dejado en ella, mucha sapiencia. Es en ella en quien creo.
He aquí, un hijo escribiendo a su Madre, he aquí un hombre, cansado por ver muerte en este mundo hermoso. He aquí unas líneas para Mi Madre. Ya que es fácil decir te quiero. Pero decirlo es una cosa. Sentir es diferente.
Te quiero mamá, no sabes tu cuanto. Cierto, de aquí hasta apagadas las estrellas que añoras en esta noche, mas grande es mi amor, todo el ancho mar de este globo, MUCHO MAS GRANDE ES ESTA FUERZA POR MORIR ESCRIBIENDO. MORIRÉ ESCRIBIENDOTE. Lo digo Hoy, ahora, y por siempre.
Juega, pero no dejes de jugar.... con las palabras.... -creaaaaa!-, me dijo una vez una persona que admiro, crea otra manera de escribir… otra manera de vivir. By: Rafaela C. de Quiroz.

Feliz Día a todas las madres que acompañan este Espacio, Feliz día a todas sus Madres, Feliz Día Mamá. Feliz Día Abue.

Jairo: Feliz Día Zambita
John: FELIZ DÍA NEGRITA
Armando: FELIZ DÍA Mamá


1 comentario:

Glendalis Lugo dijo...

Precioso y muy conmovedor tu relato,abrazos.